Método Schröth

11.11.2016

Para la escoliosis, uno de los métodos más efectivos, es el Método Schröth, que se basa en una concepción que aúna el trabajo de percepción de las curvas escolióticas, con la corrección tridimensional de cada una de las curvaturas escolióticas El tratamiento consiste en la corrección de la postura escoliótica con la ayuda de la estimulación propioceptiva y exteroceptiva continuando con la respiración "consciente" al dirigir el aire hacia las zonas cóncavas del tronco. Además en este método se trabaja el autoestiramiento, la detorsión y la deflexión del tronco, buscando un nuevo equilibrio de la columna vertebral. Para ello se utilizan toda una serie de elementos terapéuticos:

  • Correcciones pasivas propioceptivas (Fig. 1).
  • Facilitación exteroceptiva por parte del fisioterapeuta. 
  • Motorización visual (mediante espejos) y vídeo cámara (Fig. 2).


  • Trabajo en espalderas (Fig. 3) y en colchoneta (Fig. 4).
  • Utilización de elementos auxiliares como las picas (Fig. 5), las cinchas (Fig. 6), las bandas elásticas (Fig. 7) y los saquitos.

Las sesiones se realizan de forma personalizada y en pequeños grupos, ya que cada curva precisa una serie de ejercicios muy personalizados y se prima mucho el aprendizaje del paciente, lo que exige la individualización de las primeras sesiones. Cuando se aplica a niños con escoliosis, es importante que en algunas sesiones participen y aprendan sus padres, de forma que les permita aprender las bases del método y conocer los correctos hábitos y la adecuada higiene postural, lo que será imprescindible para el trabajo domiciliario, lo que redundará en mejores resultados para la correcta salud de la espalda. En nuestro centro, utilizamos el método Schröth como principal método terapéutico para las escoliosis, pero habitualmente se combina con lo mejor de cada uno del resto de métodos desarrollados para el tratamiento de la escoliosis, incorporando algunos ejercicios de Klapp, cinesioterapia, G.D.S., Feldenkreis..